Análisis 03-11-2020

Elecciones históricas y el “voto castigo” del pueblo de EEUU

En vísperas de las elecciones en EE.UU., tanto los republicanos como los demócratas aprovechan los últimos cartuchos para convencer a los votantes.

El expresidente estadounidense Barack Obama en Florida hizo un último intento por conquistar el voto de confianza para el candidato demócrata Joe Biden. Y es que este estado junto a Pennsylvania, Arizona, Georgia, Michigan, Minnesota, Carolina del Norte y Wisconsin son los ocho estados que, según la revista Político, decidirán las elecciones generales en Estados Unidos. Cualquiera de estos puede ser la “sorpresa de la noche”.

En la Florida, el votante despertó a la pesadilla que representa Donald Trump y la posibilidad de un segundo término. Seis de diez residentes del estado ya le dieron el adiós. Mientras que en Pennsylvania más de la mitad del electorado espera los comicios para el “voto castigo”.

Trump fascista, Trump autócrata, Trump populista este es un análisis que queda para los politólogos y otros expertos. Pero lo que queda en claro es que su estilo de liderazgo pone en peligro a todos, tanto en casa propia, así como en casa ajena.

Así, en estados tradicionalmente republicanos como Texas el voto latino y afroamericano, así como el de los anglosajones decepcionados de Trump contribuyen a indicadores precomicios en favor de Joe Biden.

Pero, aunque los ciudadanos confíen en los cómputos, la realidad es que el daño ya está hecho. Incompetencia, corrupción, y inmoralidad dejaron al país en ruinas y el prospecto de recuperación en entredicho. El legado de Trump habla por sí mismo.


Prensa ICS /RT